Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La alcaldesa de Manilva coloca de nuevo en el Ayuntamiento a toda la lista de IU

Los sindicatos denuncian que Antonia Muñoz busca hacer fijos a sus cargos de confianza

La alcaldesa de Manilva, Antonia Muñoz, de IU, tras declarar en los juzgados de Estepona en marzo de 2011.

Nuevo mandato electoral, viejos vicios municipales. La alcaldesa de Manilva (Málaga, 14.100 habitantes), Antonia Muñoz, de Izquierda Unida, sigue contratando a familiares y miembros de su partido en el Ayuntamiento. La regidora, imputada por delitos contra la administración pública, ha colocado como jefes de servicio en el consistorio a la inmensa mayoría de los miembros de la lista de IU en las elecciones municipales del pasado 22 de mayo que no consiguieron un acta de concejal.

En los comicios locales, IU obtuvo ocho de los 17 ediles en disputa. De los nueve candidatos de la coalición de izquierda que se quedaron fuera de la corporación, ocho han sido rescatados como jefes de servicio. La nómina de cargos de confianza se completa en parte con familiares más o menos directos de la regidora: su hermana se ocupa del área de Extranjeros; su nuera, de Promoción y Protocolo, y otra familiar lejana se encarga de Asuntos Sociales.

El comité de empresa municipal ha denunciado que estos cargos de confianza ejercen en realidad tareas que corresponden a personal laboral ordinario, como auxiliar administrativo, recepcionista o reparto de alimentos. Los representantes de los trabajadores sospechan que la regidora busca “hacer fijos indefinidos por la puerta de atrás” en el Ayuntamiento a personas que, según la Ley, cesan en sus cargos bien por pérdida de la confianza de la alcaldesa bien cuando esta pierda su puesto. El comité ha denunciado esta “injerencia” de los cargos de confianza en tareas que no les son propias ante la Inspección de Trabajo. Sin embargo, este organismo no se ha considerado competente para entrar en la cuestión y ha recomendado a los denunciantes que acudan a un juzgado de lo Social.

Tras las pasadas elecciones, la alcaldesa elevó de 14 a 20 el número de cargos de confianza, que se dividen en tres grupos. El grupo A, con seis personas cobra 14 pagas de 1.900 euros, y el grupo C, 1341. En medio queda el grupo B, que está compuesto por cinco miembros de la lista de la Agrupación Socialista de Manilva (ASM), partido que gobierna en coalición con IU, y que tampoco obtuvieron acta de concejal. Estos cobran 1.707 euros al mes en 14 pagas.

De los nueve candidatos a edil que no obtuvieron acta, ocho han sido rescatados como cargos públicos

Precisamente, la ASM, formación personalista del exalcalde manilveño Emilio López Berenguer, expulsado del PSOE, retiró el pasado septiembre su denuncia por contratación irregular contra Antonia Muñoz, efectuada en la anterior legislatura, cuando estaba en la oposición. La ASM pidió además a la juez que instruye el caso que archive las actuaciones. Esta pretensión de sobreseimiento ha sido rechazada por la Fiscalía que considera que todavía “existen elementos como para mantener la imputación”.

La investigación judicial por delitos contra la administración pública proviene del anterior mandato, cuando el comité de empresa denunció que Muñoz había colocado en diversos puestos del Ayuntamiento a los 17 miembros de la lista de IU así como hasta 57 familiares directos o políticos de estos. De los 57 enchufados, 13 son parientes de la regidora. En esa investigación también se estudia una serie de facturas, que suman al menos 666.965 euros, pagadas a empresas propiedad de la alcaldesa, de su esposo y de un primo carnal. Dos de las facturas corresponden a 10.300 euros en madera para quemar en las fiestas de San Juan en 2009 y 2010.