Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La declaración de impacto del oleoducto de Balboa estará lista en febrero

Cañete anuncia que en breve se tomará una decisión sobre la viabilidad de la refinería Balboa

Una de las zonas de playa del espacio protegido de Doñana, en la provincia de Huelva.

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha anunciado este jueves que la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de la refinería Balboa en Extremadura se publicará durante el mes de febrero. Este proyecto incluye un oleoducto para transportar el crudo desde Huelva hasta la nueva planta ubicada en la provincia de Badajoz.

Arias Cañete ha asegurado que la intención de su departamento es publicar la DIA “en muy poco tiempo”. “No estará siete años en un cajón”, ha añadido el ministro en referencia al tiempo que se lleva tramitando este proyecto, liderado por el Grupo Gallardo y que tiene una dura oposición por parte de los grupos ecologistas. “No creo que termine el mes de febrero sin que se tome una decisión”, ha señalado. Eso sí, no ha querido pronunciarse sobre si la declaración será positiva o negativa, lo que supondría el final del proyecto.

La Junta de Andalucía, por su parte, ya ha mostrado algunas reticencias con la parte final del oleoducto. En un informe remitido al ministerio en abril, la Consejería de Medio Ambiente señaló que el promotor no había sopesado correctamente los riesgos para los espacios naturales, en especial sobre Doñana, ni las implicaciones que un hipotético vertido ocasionarían a la actividad económica de la zona.

El Consejo de Participación de Doñana, en su reunión ordinaria de mediados de diciembre, respaldó una propuesta presentada por WWF en la que se apoyaban explícitamente “los informes y alegaciones presentadas por la Consejería deMedio Ambiente” al proyecto.

El ministro también se ha pronunciado sobre otra polémica iniciativa, la profundización del dragado del Guadalquivir que quiere poner enmarcha el puerto de Sevilla para que lleguen hasta la capital andaluza barcos de mayor calado. Arias Cañete no ha entrado en los plazos en este caso. Ha dicho estar pendiente de recibir todos los estudios técnicos para resolver basándose en las conclusiones científicas. “Las decisiones se toman sobre bases científicas y rigurosas y no sobre prejuicios políticos o grupos de presión”, ha afirmado.

Este proyecto también cuenta con la oposición de los ecologistas y la Consejería de Medio Ambiente, que ya ha dejado claro que no es el momento de llevar a cabo el dragado de profundización debido al mal estado en el que se encuentra el estuario. Un informe del CSIC también desaconseja realizarlo en este momento y una misión internacional formada por representantes de la Unesco, UICN (Unión Internacional para la Conservación dela Naturaleza) y del convenio Ramsar de protección de los humedales ya alertó de las posibles afecciones sobre Doñana.