Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos rechazan la propuesta de bibliotecarios voluntarios

Las asociaciones, enfadadas porque Villalonga aseguró que estaban de acuerdo

Izquierda Unida considera la idea "una tomadura de pelo"

Los vecinos no están "encantados" con la propuesta del Ayuntamiento de Madrid de que voluntarios hagan parte del trabajo de los bibliotecarios. La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) ha asegurado hoy que sus asociados "rechazan rotundamente hacer uso de mano de obra gratuita para sustituir el trabajo asalariado de profesionales en las bibliotecas". La propuesta la lanzó ayer el delegado de Las Artes, Fernando Villalonga, durante la visita a la futura biblioteca de Carabanchel, ya acabada pero que abrirá al menos dentro de seis meses. Un acto al que acudieron algunos representantes vecinales, que no esperaban aparecer después en los medios de comunicación como "encantados" con la idea del nuevo concejal.

Tras la visita de ayer a las obras, Villalonga declaró que las asociaciones de vecinos estaban "encantadas" con esta medida. Sin embargo, representantes vecinales de Carabanchel han negado que tuvieran conocimiento de la propuesta, según una nota de la Fravm emitida hoy. Las tres asociaciones han afirmado que el Ayuntamiento anunció un nuevo modelo de cogestión de la biblioteca, entre el Consistorio y los vecinos, y que esa idea les pareció bien.

No compartimos lo más mínimo la idea de suplir el trabajo asalariado de los profesionales con el voluntariado de la gente”, dice la FRAVM

“Nos hablaron de la cogestión de la biblioteca, es decir, de una gestión participada del equipamiento por parte del Ayuntamiento y las asociaciones del distrito y de que, en virtud de este modelo, podríamos hacer uso de las instalaciones públicas para el desarrollo de nuestras actividades, pero no compartieron con nosotros su idea de captar voluntarios", ha aclarado Gabriel Lozano, vecino de Carabanchel y representante de la FRAVM en el acto. Y subraya: "Es más, no compartimos lo más mínimo la idea de suplir el trabajo asalariado de los profesionales con el voluntariado de la gente”.

Villalonga, que ha sido diplomático varios años en EE UU, explicó ayer que quiere trasladar a Madrid una experiencia típica de los países anglosajones, donde no se concibe que los ciudadanos no dediquen unas horas de trabajo voluntario semanal en favor de la comunidad. Se anticipó, además, a posibles críticas de los sindicatos con el argumento de que el voluntariado beneficia a la sociedad y permitirá mantener una "cultura de calidad".

La portavoz de Las Artes de IU en el Ayuntamiento de Madrid, Milagros Hernández, ha tachado este miércoles de "tomadura de pelo" la propuesta de abrir las nuevas bibliotecas municipales a vecinos voluntarios cualificados procedentes del tejido asociativo y ciudadanos particulares para cubrir las vacantes pendientes, mientras que el impulsor de la idea, el delegado Fernando Villalonga, ha defendido que no es ninguna "locura" y que "hay que ser creativo", informa Europa Press. 

"La tomadura de pelo es hacernos pagar su despilfarro (el del Ayuntamiento) reduciendo la deuda a costa de lo que sea", ha argumentado la concejala de IU en la comisión de Las Artes, donde le ha pedido al delegado que, más que centrarse en el modelo anglosajón, "conozca cómo funciona la participación en la ciudad de Madrid".

Villalonga, por su parte, ha insistido en que en las actuales circunstancias "modificar la manera de gestión no es una locura ni un brindis al aire". "Creo que en la cultura pública tenemos que ser creativos y con los viejos esquemas es imposible garantizar una cultura de calidad" en este contexto de crisis, ha manifestado el delegado. Ha insistido igualmente en que los "sistemas novedosos de gestión no significa privatizar sino apostar por modelos que puedan animar a participar a la población en la gestión de los servicios públicos".

Más información