Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia afirma que el modelo de Spanair no tiene futuro

La aerolínea catalana se defiende y dice que no recibe ayudas públicas, sino "inversiones"

Antonio Vázquez, presidente de Iberia.
Antonio Vázquez, presidente de Iberia.

La competencia sigue con lupa los pasos de la aerolínea Spanair. Ayer se sumó a las críticas el presidente de Iberia, Antonio Vázquez, quien aseguró que un modelo como el de Spanair, de corto y medio radio, con costes similares a los de Air Europa o Iberia y sin operación de largo radio que lo complemente, “no tiene ningún futuro”. Insistió en la idea y señaló que “todo el mundo lo sabe” y que “es una cuestión estadística”, ya que “la mayor parte de las rutas que en Europa han nacido con subsidios para crear tráficos artificiales no han funcionado”. “No hay ninguna sola ruta subsidiada que al levantar el subsidio se haya mantenido. En España estamos llenos de ejemplos”, recalcó.

No es la primera vez que directivos de la competencia se despachan a gusto contra la aerolínea presidida por Ferran Soriano. Michael Cawley, vicepresidente de Ryanair, hace dos semanas dijo que el Gobierno incumplía la normativa europea al alimentar las arcas de Spanair. “Están malgastando el dinero. Deberían dejar que quebrase. Spanair está muerta y lo que deberían es preparar su entierro”, dijo sin matices. Josep Piqué, presidente de Vueling, tampoco ha escondido nunca su desagrado por el apoyo que Spanair recibe del Gobierno catalán. “Las ayudas públicas a Spanair son injustificables”, dijo en su última rueda de prensa en la compañía.

Spanair, lejos de amilanarse, se defendió ayer de las críticas del presidente de Iberia. Resulta irónico que Soriano reciba precisamente de esta compañía críticas tan duras, ya que para defenderse de los ataques de otras aerolíneas él siempre ponía como excusa que Iberia también recibió apoyos públicos del Estado durante décadas. En un comunicado, Spanair tachó de desafortunadas las declaraciones de Vázquez e insistió en la idea de que Spanair no recibe ayudas públicas, sino inversiones, “de la misma manera que las percibió Iberia”. La compañía señaló, además, que tienen intención de iniciar vuelos de largo alcance, intercontinentales, “a medio plazo”.

Lo que no aclaró ayer Spanair es en qué punto están sus conversaciones con Qatar Airways. Spanair lleva meses en busca de un inversor industrial que le aporte capital. La compañía catarí parecía haber mostrado interés en hacerse con parte de Spanair, pero la operación no se ha materializado de momento, a pesar de que la Generalitat ha mediado.