Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Castellana pierde a su 'abuelo'

El cedro del número 66 del Paseo de la Castellana ha sido mutilado para ser talado próximamente

Ampliar foto
Vista del cedro del número 66 del Paseo de la Castellana.

Ya solo mide cuatro pisos, pero con su frondosa copa superaba los seis. El cedro del número 66 del Paseo de la Castellana, casi centenario, fue ayer mutilado para, próximamente, ser talado. La Castellana pierde a su abuelo porque “incidía” en la fachada de un edificio.

Fuentes del Ayuntamiento explican que el árbol está en una propiedad privada y cuenta con el permiso correspondiente para su tala. En el cartel expuesto se detalla que "si se eliminan las ramas que inciden en fachada y se equilibra en el otro lado prácticamente se quedaría sin copa". Una vecina de la zona, Violeta Goetsch, ha registrado una denuncia telefónica en el Consistorio por una medida que considera innecesaria: "El árbol estaba perfectamente y es un ejemplar de gran valor, probablemente centenario, que no se puede quitar de cualquier manera".

Desde Ecologistas en Acción, Juan García Vicente detalla que una ley regional prevé la protección de ejemplares de más de diez años. "Solo se pueden talar con autorización y, en contrapartida, se exige que se aporten tantos ejemplares de la misma especie como años tenga el árbol talado". En el caso del cedro podado hoy, García aventura que seguramente en el pasado formaba parte del jardín de alguno de los palacetes que antiguamente estaban en la céntrica calle madrileña. "El edificio al que ahora molesta fue construido después, así que es víctima del tipo de urbanismo que hemos elegido".