Muere un inmigrante guineano en el centro de extranjeros de Barcelona

El forense certifica la "muerte súbita" del joven de 21 años fallecido en el CIE de la Zona Franca

La policía y los internos discrepan sobre si recibió asistencia médica

Un joven de 21 años nacido en Guinea-Conakry murió la pasada madrugada en el centro de internamiento de extranjeros (CIE) de la Zona Franca de Barcelona. La víctima empezó a sufrir problemas respiratorios pasada la medianoche y sus compañeros, también subsaharianos, requirieron la asistencia de los policías. A partir de aquí, las versiones del suceso difieren notablemente.

Según algunos internos, que se han reunido con sus abogados, los agentes le negaron la asistencia porque no había ningún intérprete capaz de entender lo que le pasaba. La Jefatura Superior de Policía de Cataluña, sin embargo, ha informado hoy de que los policías asistieron desde el primer momento al joven y de que a los 15 minutos llegó una ambulancia con personal sanitario que intentó reanimarle. "Estaba inconsciente y respiraba con dificultad. Hay policías con conocimientos de técnicas de reanimación", ha precisado un portavoz del Cuerpo Nacional de Policía.

La muerte del joven ha dado lugar a horas de tensión en el CIE de Barcelona y algunos internos se han negado esta mañana a desayunar por el suceso, según sus abogados. Según esas mismas fuentes, pasado el mediodía efectivos de los antidisturbios se han dirigido al centro, ubicado en un polígono industrial de Barcelona. "Los internos nos dicen que allí no hay asistencia médica las 24 horas y que el médico pasa dos veces por semana", explica una abogada que ha acudido esta mañana al CIE para hablar con un cliente. La opacidad de estos centros, en los que los extranjeros en situación irregular permanecen detenidos a la espera de ser expulsados, hace muy difícil evaluar su funcionamiento interno.

"Por lo que sé, este chico llegó en patera y quizá vendría ya con alguna enfermedad", ha explicado la abogada. Los letrados y diversas asociaciones preparan una denuncia urgente que presentarán hoy mismo en los juzgados. "Pedimos que no se deporte a los testigos del suceso como ha ocurrido otras veces; si lo hacen, será difícil saber qué ha ocurrido realmente", ha explicado.

El portavoz del CNP ha precisado que el joven lleva internado en el CIE de Zona Franca desde el pasado 22 de diciembre, procedente del CIE de Melilla. El fallecido y sus cinco compañeros cenaron, como todos los demás internos, ayer a las 20.30 horas. A medianoche, solicitaron ir al baño y tampoco había entonces signos de que se encontrara en mal estado, según ese mismo portavoz.

El problema empezó a las 0.50 horas, cuando esos cinco compañeros han requerido la asistencia de los policías. "Los policías han estado ayudándole y la ambulancia ha estado una hora reanimándole, pero no ha sido posible salvarle", ha explicado. Según esa misma versión, y a la espera de que la autopsia determine la causa de la muerte, el médico forense "no ha apreciado señales de violencia" en el cuerpo del joven, sino que se ha limitado a observar que se trata de una "muerte súbita".

La policía también ha admitido que el suceso ha despertado intranquilidad entre algunos internos, que se han negado a almorzar.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Redactor de tribunales El País. Barcelona

IMPRESCINDIBLES

El acceso a clubes de cannabis se limitará a mayores de 21 años

Cataluña ultima la regulación de las asociaciones de venta de marihuana y legislará todo el proceso

El refugio pirenaico del expresident

Rebeca Carranco Queralbs

El político convergente da la cara, después de 13 días, en la pequeña población de Queralbs

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana