Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Profesores de la Universidad Autónoma de Barcelona se encierran contra los recortes

El comité de empresa de docentes e investigadores protestará la noche del miércoles en el rectorado porque cree que se preparan despidos y más carga docente

El comité de empresa del personal docente e investigador (PDI) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) ha anunciado que piensa encerrarse la noche del miércoles en el rectorado "para exigir al equipo de gobierno que no promueva unilateralmente medidas que recortarán la plantilla docente de la UAB y afectarán gravemente a sus condiciones de trabajo". Los representantes de los docentes e investigadores se temen lo peor después de ver un documento de trabajo que circula entre los responsables de los departamentos en el que se prevé como medidas para adelgazar el presupuesto un aumento de la carga docente del personal de 100 horas al año (pasaría de 560 a 660 horas), así como una rebaja del gasto en "personal estructural", que interpretan como despidos para el próximo curso.

El documento de trabajo no es definitivo, insiste la UAB. Es solo un borrador que todavía está siendo ultimado. Sin embargo, según fuentes del comité de empresa (CC OO, UGT, CSIF y CGT) no han tenido acceso al mismo, mientras que sí se ha enviado a jefes de departamento. El documento todavía debe pasar varios filtros, insiste la Universidad. Está previsto que mañana sea sometido a aprobación por parte de la Comisión de Economía del consejo de gobierno del centro y pasado mañana, por parte del consejo de gobierno. Hasta enero no se espera que sea aprobado definitivamente. Pero el texto ya ha hecho que los sindicatos que estaban negociando con el centro los recortes se hayan levantado de la mesa y preparen el encierro en el rectorado. No será la única protesta universitaria: mañana habrá varias actividades en la universidad contra los recortes, similares a las que se realizaron en noviembre, aunque sin convocatoria de huelga. 

Un borrador de la dirección habla de aumentar 100 horas al año la carga docente por profesor

El primer borrador, sobre el que la UAB todavía está trabajando, desgrana las medidas con las que pretende adelgazar los gastos de personal 11 millones, un objetivo que el centro se marcó ya hace meses, después de que en el curso presente todas las universidades hayan visto reducido un 16% los medios que les transfiere la Generalitat. En el caso del recorte en el capítulo de personal de la UAB, 6,8 millones del total saldrán de profesores y personal investigación. Y 1,5 millones se ahorrarán a través de una "reducción de gastos en plazas estructurales", que pasa por aumentar las horas docentes a los profesores. Los sindicatos interpretan que esta reducción se traduce en despidos de profesores no funcionarios, aunque en el texto solo se habla de "reducción de gasto".

Según la propuesta inicial, la Universidad Autónoma de Barcelona quiere ahorrar 3,5 millones de euros suprimiendo “recursos provisionales de refuerzo”, es decir, profesores para reforzar materias o cubrir puestos por permisos sin sueldos. Otros 200.000 euros saldrán de reducir los refuerzos por bajas por maternidad o enfermedad, y 1,6 millones de bajarles el sueldo a los “asociados estructurales” y a los profesores eméritos (los primeros son profesores que no tienen una plaza fija y que normalmente tienen un currículo profesional y no académico; los segundos, son profesores que ya podrían estar jubilados). Además, 1,5 millones de euros se recortarán por la “reducción de gasto en plazas estructurales”. ¿Cómo las justifica el centro? Según el informe con la propuesta, se aumentan las horas docentes por profesor. Hasta ahora, estaban fijadas en 550 horas por plaza. Si ascienden a 660 horas, y se recuenta el número de profesores estructurales por departamento, en algunos, sobra personal.

Por ejemplo, en el departamento de medicina, hay una “plantilla estructural homologada” en 2010 de 97,6 personas, teniendo en cuenta que la carga docente de cada profesor es de 560 horas, además de su dedicación a investigación y másteres. Si se sube la carga docente a cada profesor hasta 660 horas, es suficiente con 81,1 profesores y, por tanto, sobran 16,6 personas. En total, proponen ahorrar en ese departamento 21.000 euros en 2012. Con el mismo sistema, le sobran a filología catalana 20,6 profesores y a matemáticas 14,6. En total, la Universidad cree que subiendo la carga docente sobran 279 profesores. Curiosamente, algunos departamentos tienen déficit de personal. Faltan en total 44 docentes. Pero el documento no indica que se vaya a despedir a 279 personas. Lo que dice es lo que se va a ahorrar por departamento. Así pues, en el departamento de geología, donde sobran 9,4 docentes, el centro quiere ahorrar 73.000 euros. El coste medio por profesor es de 39.420.